Buscar este blog

jueves, 25 de noviembre de 2010

La magia del fútbol


El fútbol no sólo es un deporte como todos los aficionados a él creemos sino que es algo más: DIVERSIÓN. Sí, alegría, desparpajo, sociabilidad...Todos estos valores son los que el deporte por excelencia lleva por bandera al margén de las tristes imágenes que se toman de él como referencia y que hacen apología a la lucha, la enemistad entre aficiones o, a veces, incluso, el asesinato.

El fútbol desprende valores como la esperanza, la fe en tu equipo y ésto siendo tomado de forma más o menos seria da lugar a la creación de aficiones que luchan por la victoria de su equipo de la única forma que éstas conocen: los cánticos. Es por ello, que no quería dejar pasar esta oportunidad de hacer un blog sin mostrar mi más sincero respeto a todas aquellas aficiones que apuestan por el 'Fair Play' que hacen del balompié no sólo un deporte sino una forma de vivir la vida mostrando su cara más positiva más allá de las derrotas o decepciones que te dé el equipo de tu corazón o, trasladado a la 'vida real', por encima de tus dificultades económicas, familiares etc. siempre hay que mostrar una sonrisa.

A continuación, comienzo mi pequeño homenaje a una profesión aun no remunerada: EL HINCHA.
Biris Norte. Es la más conocida Peña sevillista. Su apoyo al equipo es incondicional, nunca deja de apoyarlo por muy difícil que se antoje el partido.



Supporters. La afición del otro gran equipo de la ciudad hispalense: cantan y animan sin parar aunque su equipo no consiga ganar.


AEK Atenas. Su grupo de afcionados es uno de lo más temidos de Europa junto a la aficíón del Aris de Salónica no por su violencia sino por saber convertir sus respectivos estadios en un auténtico infierno griego.

Aris de Salónica

AEK

River Plate. Si existe una hinchada que pueda ser comparada con el paraíso, sin duda, es la del equipo franjirojo. No sólo canta y anima sino que también es capaz de hacer volar a 'los millonarios'.

Boca Juniors. Si en España tenemos la rivalidad entre Sevilla y Betis tanto en aficiones como en equipos, en Argentina no iba a ser menos. Los derbis entre 'millonarios y los del Barrio 'La Boca' se han convertido en macroconciertos de cánticos y palmas.


Fenerbahce. La afición turca por excelencia, capaz de combinar canciones y espectáculos de artificio.

domingo, 14 de noviembre de 2010

No todo es de color es de color rosso

Gano Vettel. Sí, señores. El campeonato mundial de Fórmula Uno paso a manos de Sebastian Vettel. Así de duro y así de simple. El piloto alemán se ha convertido hoy en el 'nuevo kaiser', término que hasta ahora sólo poseía, de todos los pilotos germanos en la parrilla, su compatriota Michael Schumacher y, convirtiendose en el piloto más joven en ganar el Mundial, título honorífico que le arrebata al piloto español.

Todo parecía un mero tramite tras la clasificación de la parrilla de salida. Alonso, cuyo Ferrari no tenía, a priori, un buen rendimiento en el circuito árabe, había quedado tercero por detrás de Vettel y Hamilton, que salían primero y segundo respectivamente. 

La carrera parecía una clara lucha entre Webber y Fernando pues Hamilton y Vettel tenían sólo remotas posibilidades de ser campeones pero la Fórmula Uno es así de desconcertante y, por muchas cávalas que se hagan, sólo la suerte puede caer a favor de uno u otro. En este caso, la suerte corrió a favor del piloto alemán, pero no fue sólo la suerte la que le hizo campeón sino que también tuvo una gran participación su equipo, Red Bull.

El equipo dirigido por Christian Horner, se decantó por la defender a su piloto más joven, Vettel, en contra de las altas aspiraciones de su otro piloto, Webber, a pesar de haber dicho durante las últimas semanas que se seguiría una política igualitaria con ambos pilotos.

El gran perjudicado en todo esto fue el piloto australiano además de Alonso ya que su equipo, Ferrari, se dejo llevar por la estrategia seguida por Red Bull a la hora de ordenar mandar al 'pidley' a Webber haciendo que el piloto español hiciera lo propio. Ésto hizo que ambos pilotos se retrasaran hasta la décima plaza y fuera casi imposible lograr una proeza que parecía a principio del Gran Premio relativamente fácil pues, Fernando sólo debía quedar octavo si ganaba Vettel y, por detrás de Webber para conseguir el título.

La moraleja de toda esta historia es simple y clara: Ferrari y Fernando tendrán que esperar a la próxima temporada para conseguir el título de constructores y pilotos que lograrán siempre y cuando consigan un coche mejor que el de Red Bull, que por el contrario, ha logrado doblete de forma deshonrosa pues ha dejado lastrado a una de sus estrellas para que la otra consiga el título sin mostrar igualdad de condiciones para ambos. Aun así, el título es de color morado y de color 'rosso'

Mundial de pilotos:
Posición Nombre
1. Sebastian Vettel (ALE/Red Bull) 256 puntos.
2. Fernando Alonso (ESP/Ferrari) 252.
3. Mark Webber (AUS/Red Bull) 242.
4. Lewis Hamilton (GBR/McLaren) 240.
5. Jenson Button (GBR/McLaren) 214.
6. Felipe Massa (BRA/Ferrari) 144.
7. Nico Rosberg (ALE/Mercedes) 142.
8. Robert Kubica (POL/Renault) 136.
9. Michael Schumacher (ALE/Mercedes) 72.
10. Rubens Barrichello (BRA/Williams) 47.
11. Adrian Sutil (ALE/Force India) 47.
12. Kamui Kobayashi (JAP/Sauber) 32.
13. Vitaly Petrov (RUS/Renault) 27.
14. Nico Huelkenberg (ALE/Williams) 22.
15. Vitantonio Liuzzi (ITA/Force India) 21.
16. Sebastien Buemi (SUI/Toro Rosso) 8.
17. Pedro de la Rosa (ESP/Sauber) 6.
18. Nick Heidfeld (ALE/Sauber) 6.
19. Jaime Alguersuari (ESP/Toro Rosso) 5.
20. Heikki Kovalainen (FIN/Lotus) 0.
21. Jarno Trulli (ITA/Lotus) 0.
22. Karun Chandhok (IND/Hispania) 0.
23. Bruno Senna (BRA/Hispania) 0.
24. Lucas Di Grassi (BRA/Virgin) 0.
25. Timo Glock (ALE/Virgin) 0.
26. Sakon Yamamoto (JAP/Hispania) 0.
27. Christian Klien (AUT/Hispania) 0.   Fuente:    
www.as.com   

viernes, 12 de noviembre de 2010

Lo que la fama acarrea

El ciclismo español hace ya muchas décadas que no para de darnos alegrías en las competiciones más importantes de este apasionante deporte, a saber: el Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta de España pero, desde la ida de Miguel Induraín nadie ha logrado ser el verdadero líder de una generación de ciclistas con muchísima fuerza y voluntad pero sin mucho éxito.   Este hecho dio una vuelta de tuerca bestial hará un par de años gracias a un ciclista de la localidad madrileña de Pinto, Alberto Contador, que en el año 2007 se consagró como la gran promesa nacional al conseguir el Tour de Francia derrotando al que hasta ese año era invencible, Lance Amstromg. 

Tras varios años de cosechar éxitos, victorias, premios y caídas (el pan de cada día en un ciclista), Contador, se ha convertido en uno de los mejores ciclistas mundiales. Este año, con la consecución de su tercer Tour, segundo consecutivo, ha logrado llegar a la cima de su carrera siendo recibido a la vuelta de París como un verdadero héroe capaz de haber derrotado a los galos y todo aquel adversario que se le ha puesto por delante pero toda historia de cuento de hadas, como era hasta ahora la carrera profesional de Alberto, tiene también sus 'trolls'. 

En este caso, los 'trolls' que están intentando tirar por los suelos la brillante trayectoria de Contador son los del máximo organismo de ciclismo internacional (UCI). La UCI tacha al corredor de Pinto de haberse dopado durante este pasado Tour de Francia para aumentar su capacidad de resistencia. La toxina anómala encontrada en el análisis fortuito que se le hizo el 21 de julio es clembuterol, una sustancia que falicita la respiración y, por tanto la resistencia.   

El rumor salió a la luz en septiembre de este año debido a la publicación de la noticia en distintos medios impresos de importancia internacional como el rotativo francés L'Equipe y el diario estadounidense The New York Times. Tras hacerse pública la noticia, la UCI ha decidido estudiar el caso tomando la decisión de abrir un expediente a Alberto Contador, el cuál se defiende de la acusación diciendo que la sustancia encontrada que es considerada dopante la ingirió mientras comía un solomillo que un amigo le trajo uno de los días de competición.   

A pesar de que, científicamente, sólo puede existir esa posibilidad, según los análisis, para que Contador haya tomado sustancias dopantes, la UCI ha pensado en enviar el caso a la RFEC (Real Federación Española de Ciclismo) que va a volver a estudiar el caso. Sea cual sea la decisión de los máximos organismos de este apasionante deporte, ALBERTO CONTADOR será siempre uno de los grandes corredores españoles y confió en que se haga justicia. Estono es más que un claro gesto de lo negativa que puede resultar a veces la fama de ser el número uno. Ánimo Campeón.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Lo que hace Don Dinero...


La felicidad siempre se ha dicho que consiste en encontrar el amor y tener buenas amistades así como un poquito de salud pero en los tiempos actuales se ha sumado un nuevo y más importante elemento que sustituye a los tres anteriores: el dinero.

El dinero ha copado todas las ramas de nuestra sociedad. No hay nada que sea gratuito hoy en día ni siquiera una simple pachanga de pádel con los amigos. Esto ha llegado al deporte y, pese a que no es nada nuevo que equipos de fútbol o baloncesto, entre otros, se gasten cantidades estratosféricas en acicalar sus vestuarios con estrellas de fútbol, llama cuanto menos la atención en momentos de crisis económica como los que está pasando el planeta en estos momentos y, en especial, el España.

Este hecho ha dado lugar a que exista una gran diferencia entre equipos debido a que los que más ganan siempre tendrán más dinero que los que ganan menos y mejor no hablar de los equipos modestos que, en muchos casos, han llegado incluso a desaparecer. Dicha repartición de beneficios, a priori lógica, no es más que un aliciente a odiar, en algunos casos, el fútbol.

Hoy en día, en la Liga BBVA, se tiene en cuenta a dos únicos equipos como son el Barça y el Real Madrid, los cuáles acaparan portadas de diarios, acumulan a las mejores estrellas de la Liga y los balones de oro mundiales y, además, obtienen su premio con grandes recompensas monetarias que hacen que el resto de clubes queden desbancados económica y deportivamente de competir.

Es por ello, que desde este pequeño espacio del gigante mundo que representa internet, abogo por una liga más justa donde los grandes clubes no sean únicamente los que se lleven la 'guita' por el simple hecho de poseer grandes jugadores y ser más vistos que nadie en las televisiones por lo que os ánimo, a todos aquellos que sean futboleros de verdad y quieran a este deporte por lo que representa emocionalmente que apoyen una plataforma virtual que en los últimos días está teniendo mucho movimiento en las redes sociales y que lleva como título 'Por una liga más  justa y competitiva'. Os dejo aquí los distintos enlaces donde podéis obtener información así como os hago saber que muchos clubes de primera ya se están moviendo para conseguir el objetivo que reza esta plataforma. Es el caso del Villareal, que ha propuesto convertir la Copa del Rey en una especie de 'Champions' donde por cada ronda se incentive a los equipos monetariamente con el fin de no perder la ilusión de competir y evitar que los equipos grandes tiren un trofeo con tanta solera.

Enlaces de la plataforma 'Por una Liga más justa y competitiva':
http://twitter.com/LigaJusta


http://1.bp.blogspot.com/_raD0RIQXL3s/TNQyGOjUOuI/AAAAAAAAACM/pomoFammYAk/s1600/5_save.6d22e4f2d2.gif
Página de tuenti: Aficionados al fútbol por una Liga más justa y competitiva.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Se ve la luz al final del túnel

Todos sabemos que el fútbol desata pasiones allá por donde quiera que vaya. Puede unir, desunir, enemistar, enamorar a los cientos y miles de personas que persiguen el esférico. Esa sensación es lo que día a día se vive en España, Andalucía y, en especial, Sevilla. La ciudad hispalense es la cuna de la 'guasa', la alegría y del pique sano entre aficiones por algo se dice que en pocos sitios se vive el fútbol como en Sevilla puesto que sólo es comparable por la pasión argentina.

Esta forma de vivir la vida en torno al balompié, en los últimos años, se ha visto afectada drásticamente por el descenso de uno de los dos equipos que, durante años, han paseado por Europa el nombre de esta legendaria e histórica ciudad.

Esta importancia futbolística que siempre ha tenido Sevilla se vio alterada hace un par de años con el descenso del Real Betis Balompié. El Betis, como comúnmente es conocido, no es el equipo insignia de este humilde bloguero pero es lamentable como el que fuera el 'mejon' presidente de la historia del Betis, a saber, D. Manuel Ruiz de Lopera, ha hundido en un par de años lo que tanto ha costado construir no a su a persona sino al beticismo en general.

Muchos hablan de que el descenso del equipo que lleva por nombre el río de nuestra ciudad (pues 'Betis' era la denominación árabe del rio Guadalquivir) fue únicamente por culpa de los jugadores a los que tachaban de mercenarios. En cambio, con el paso de los meses se fueron dando cuenta que el verdadero responsable del 'segundazo' no era otro más que el presidente por aquella época, Lopera.

Todo empezó realmente con la venta de figuras béticas como Olivieira para hacer caja allá por el año 2005, cuando el equipo verdiblanco se clasificó para la UEFA Champions League siendo así el primer equipo andaluz en conseguir una clasificación para la máxima competición continental.

Este año el equipo consiguió además el trofeo de la Copa del Rey. Por aquél entonces, la afición del equipo verdiblanco adoraba e idolatraba a un presidente que parecía tener un gran manejo del equipo. Al año siguiente, con la consecución del equipo rival, el Sevilla Fútbol Club (club con el que me siento identificado), del primer trofeo europeo que era adquirido por un equipo andaluz como era la copa de la UEFA, la afición bética empezó a cuestionar las gestiones deportivas del club heliopolitano. Éste fue el principio de una bajada sin frenos que se culminó en el año 2008 con la bajada a Segunda División en la última jornada de liga.
 
Tras el descenso, la primera temporada en la liga de plata, la asumió con el mismo conjunto de que había descendido: jugadores consolidados en el equipo, sin mucha ambición y, en muchos de los casos, con canteranos que sabían que tendrían más oportunidades manteniendo al club en Segunda División que haciéndole subir...